Caravaca impulsa un Plan de Transformación Digital para el pequeño comercio

Caravaca impulsa un Plan de Transformación Digital para el pequeño comercio

Entre las acciones anunciadas se encuentran una campaña para potenciar la economía de proximidad y posicionar a Caravaca como centro seguro de compras y servicios

El Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz pone en marcha una batería de medidas para apoyar al sector del comercio y la hostelería local ante los efectos de la crisis del COVID. Entre ellas, destacan eliminación de tasas, una campaña de promoción e impulso al sector, ayudas y formación para adaptación de los locales a la normativa seguridad, así como un Plan de de Transformación Digital del pequeño comercio.

“De concederse la petición realizada por la Región de Murcia al Ministerio de Sanidad de entrar en la fase 1 de desescalada, el próximo lunes daríamos un paso importante para la vuelta a la normalidad, en el que los restaurantes, comercios y otros establecimientos públicos comenzarían a recuperar la actividad con restricciones, algo muy necesario para la economía local y para la vida cotidiana de los caravaqueños, pero que requiere de responsabilidad y de otro esfuerzo extra para hacerlo progresivamente y según la normativa que nos dicte el estado de alarma“, ha destacado el alcalde, antes de repasar algunas de las medidas municipales.

José Francisco García ha hecho referencia al “inmenso sacrificio que está realizando el sector, asumiendo un gran coste en beneficio de la salud y el interés general, por lo que, en cuanto las circunstancias lo permitan, todos los vecinos tenemos que apostar, más que nunca, por el comercio y la hostelería local”.

Las iniciativas propuestas por parte del Consistorio caravaqueño han sido estudiadas y analizadas en reuniones telemáticas abiertas que el alcalde, José Francisco García, y la concejal responsable del área, Ana Belén Martínez, han mantenido ya con 60 comerciantes y hosteleros caravaqueños, en las que también participan los técnicos municipales de las áreas Económica, de Empleo y Desarrollo Local.

Las primeras medidas se dividen en tres bloques, las de tipo económico, las de adaptación a la normativa de seguridad e higiene y las de impulso al sector. Dentro de las primeras se encuentra la eliminación de la tasa de ocupación de la vía pública hasta finales de año, la supresión del 100% de la tasa de recogida de basura mientras dure el estado de alarma o el aplazamiento o fraccionamiento de cualquier otro pago tributario municipal.

Igualmente, la Concejalía de Comercio quiere realizar medidas de flexibilidad de ocupación la vía pública y ha iniciado un estudio individualizado de las posibilidades de cada establecimiento en cuanto a aumento de superficie de terraza para que puedan cumplir con las medidas de seguridad y continuar su actividad dentro de la disminución del aforo permitido.

El Ayuntamiento también destinará una ayuda dotada de 20.000 euros para la adaptación de los locales a las normativas de seguridad, subvencionando una parte de la inversión realizada hasta un máximo de 300 euros. Igualmente se impulsarán cursos de formación sobre protección, higiene y seguridad.

Dentro de las medidas de impulso al sector se figura un Plan de Transformación Digital del Pequeño Comercio que, según ha detallado la concejal de Comercio y Hostelería, facilite formación y herramientas gratuitas para la adaptación del negocio al ámbito digital y tecnológico.

Otra de las medidas consensuadas con el sector ha sido la realización de una campaña que constará de múltiples acciones para crear y consolidar la marca de Caravaca como centro seguro de compras y servicios. La campaña pretende fomentar los beneficios de las compras de proximidad y de la economía circular, así como reforzar el posicionamiento de Caravaca como lugar de referencia del Noroeste y de municipios de provincias limítrofes.

De forma conjunta con la Asociación de Comerciantes y Hosteleros, también se trabaja en la reorganización y adaptación del calendario de ferias y eventos.

En cuanto al Mercado Semanal, el Ayuntamiento ha informado que volverá a instalarse el lunes 18 de mayo, al 25% de su capacidad y comenzando con los puntos de la actividad esencial de alimentación. “Ha sido una decisión consensuada con los propios comerciantes del mercado, ya sin tener confirmación por parte del Gobierno ni normativa oficial publicada en el BOE, era precipitado y arriesgado comprar el género, por lo que consensuamos esperar una semana más para organizarse mejor y con mayores garantías”.

Reuniones telemáticas con comerciantes

La Concejalía de Comercio celebrará encuentros telemáticos semanales mientras se restablezca la normalidad. “Esto nos permite trabajar en equipo y tener un contacto directo escuchando, poniendo en común y atendiendo en la medida de nuestras posibilidades todas aquellas dudas, necesidades o problemáticas que esta situación de parón sin precedentes ha ocasionado en el sector”, ha destacado la edil Ana Belén Martínez.

El objetivo prioritario de las reuniones, en las que han participado 33 comerciantes y 27 hosteleros, ha sido preparar la fase uno de la desescalada, que de concederse a la Región de Murcia por parte del Gobierno central, permitiría a partir del próximo lunes, 11 de mayo, la apertura de los establecimientos públicos bajo una serie de restricciones sujetas al Real Decreto del Estado.

El presidente de la Comunidad Autónoma, Fernando López Miras, trasladó a los alcaldes que, tras analizar los informes de los servicios regionales de Epidemiología y de Salud Pública sobre la evolución de la pandemia del coronavirus, se ha solicitado formalmente al Ministerio de Sanidad dejar atrás la Fase 0 actual y avanzar en la desescalada.

A la espera de la decisión del Gobierno Central, la Fase 1 permitiría, entre otras cosas, abrir los restaurantes y bares con terraza, aunque al 50% de su capacidad. También reabrir los hoteles, a excepción de las zonas comunes y con restricciones en restauración. Además, supondrá la apertura generalizada de comercios, a excepción de las grandes superficies, con aforo limitado al 30%, distancia de dos metros y, cuando esto no sea posible, un solo cliente. También deberá contar con un horario preferente para los mayores de 65 años.

Leave a Reply

Your email address will not be published.